¿Cómo crear hábitos de estudio para la universidad?

Autor: Verónica Oliva|
Estudiar en la universidad es un gran paso en la vida, aunque tener éxito en los estudios no depende simplemente de qué tan inteligente seas: es necesario adquirir ciertas conductas. Si no sabes qué son los hábitos de estudio, sigue leyendo.

¿Qué son los hábitos de estudio?

Los hábitos de estudio son conductas o métodos que permite al estudiante tener un mejor proceso de aprendizaje.

Pueden ser positivos -como establecer horarios, ejercitar la concentración, etc.- o negativos (por ejemplo, distraerse constantemente con el celular). A medida que más los practicas, los hábitos se incorporan y se vuelven una costumbre.

¿Quieres superarte a ti mismo y rendir mejor en la universidad? A continuación, te proponemos algunos hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje con los que podrás lograr buenos resultados:

1. Organiza tus horarios

Olvídate de dejar todo para último momento. Estudiar requiere de una rutina diaria, así que ordena tu agenda, planea horarios y cúmplelos. Apegarte a una rutina de estudio te permitirá organizar mejor tus actividades y podrás dedicar el tiempo necesario para comprender mejor cada materia.

2. Evita distracciones

Apaga el celular, la televisión y evita cualquier cosa que pueda interferir con tu concentración. Si bien las distracciones pueden ayudar a despejarte, es importante que puedas controlarlas: una manera de hacerlo, es establecer horarios de recreo.

También el ambiente que te rodea es importante: busca un lugar propicio para el estudio, por ejemplo, la biblioteca de tu universidad, en donde todos buscan un ambiente calmo y libre de distracciones. Verás como estar en un ambiente así te motivará y ayudará a concentrarte.

En la misma línea, es importante que destines un lugar de estudio en tu hogar, idealmente en donde haya una buena entrada de luz natural y que esté libre de distracciones.

3. Tómate momentos de descanso

Según la técnica Pomodoro, es recomendable dividir los tiempos de aprendizaje y tomar pausas con frecuencia, pues esto mejora la agilidad mental y la asimilación de nuevos conocimientos. En ese sentido, es recomendable tener intervalos de estudio de 25 minutos -en los que la concentración sea plena- y tomarse 5 de descanso.

4. Trabaja en equipo

Estudiar solo no está mal, pero si consigues un compañero de estudios puede ser mucho mejor. El apoyo de alguien que entienda a cabalidad lo que a ti te cuesta más es sumamente importante, ya que podrás intercambiar conocimientos y profundizar en aspectos de gran complejidad.

5. Toma apuntes

Una de las estrategias de hábitos de estudio más conocida es llevar apuntes claros y ordenados.

Además de ayudarte a comprender lo que se manifiesta en los textos o guías, realizar apuntes te permitirá comprender de mejor forma las materias ya que tendrás que sintetizar información, algo para lo que es determinante comprender de qué se está hablando.

6. Dedica algunos minutos todos los días

Generar buenos hábitos de estudio y estrategias de aprendizaje no es algo que se logra de un día para el otro: debes ser constante para lograrlo.

Aplicar buenas estrategias de hábitos de estudio es la clave de una vida universitaria exitosa. Incluso el alumno más perezoso puede obtener buenos resultados si las practica regularmente. ¿Pensabas que la universidad era difícil? Si no tienes hábitos de estudio, claro que lo será, pero con una buena metodología en la materia podrás obtener los resultados que deseas.

Etiquetas:

Deje un Comentario

ADMISIÓN 2021

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Image Lightbox