La ciencia detrás de la comunicación visual

Autor: Verónica Oliva|
Comprender los procesos y elementos tras la comunicación visual es fundamental para generar un mensaje asertivo y que impacte efectivamente en el receptor.

¿Te has dado cuenta de que recordar un texto en específico es mucho más difícil que hacerlo con una imagen? La explicación es muy sencilla: el ser humano es una criatura visual, por lo que la comprensión de un mensaje se nos da mucho mejor si lo visualizamos que sí lo leemos o escuchamos. En ese sentido, la comunicación visual tiene un rol protagónico en nuestra sociedad y, a continuación, revisamos qué hay tras esta forma de comunicarnos.

Hagamos un breve experimento. Piensa en un gato… ¿lo tienes en mente? Vale, ahora responde: ¿visualizaste la palabra o el animal? Sabemos que fue la imagen de un felino, porque así es como funciona nuestro cerebro: es un procesador netamente visual, una condición que se remonta a nuestros días como cazadores-recolectores debido a la necesidad -vital- de diferenciar lo comestible de lo venenoso o visualmente peligroso.

Algunos elementos de la comunicación visual

Nuestra visión sigue siendo el principal sentido para comprender el entorno y, por ende, determinado mensaje. En ese sentido, es importante considerar las principales características de la comunicación visual.

En primer término, se encuentra la forma. Toda imagen u objeto cuenta con esta propiedad que define su aspecto y que dependen, en gran medida, del punto de vista del observador.

Luego, podemos nombrar el color: una de las principales características de la comunicación visual, ya que puede incidir en la reacción emotiva del espectador. Con respecto a este último elemento, es la iluminación la que permite hacer manifiestas las formas, colores y espacios en el mundo visual, por lo que es esencial para entender las artes e industrias visuales.

Por último, la textura se refiere a los rasgos de la superficie de un objeto o imagen (atributo de la forma), los que le otorgan identidad. En el campo de la edición y el arte digital, la textura tiene “un rol estelar” en los recursos gráficos usados en canales como la publicidad, la animación digital, el cómic, entre otros.

Principales funciones de la comunicación visual

A grandes rasgos, se pueden mencionar cinco como las principales funciones de la comunicación visual:

1. Emotiva o expresiva

El objetivo es transmitir emociones para lograr la reacción que se espera del espectador. Por ejemplo, ¿se pretende concientizar acerca de la importancia de la adopción animal? Una imagen de un cachorro puede generar la suficiente ternura para motivar a las personas.

2. Apelativa, conativa o exhortativa

Se relaciona directamente con la intención de persuadir y/o convencer. Su uso es popular en los mensajes de propaganda o publicidad. En el primer caso, puede ser un folleto de un candidato que integre imágenes que induzcan a la votación; en el segundo, una imagen que realce las características de un producto o servicio pueden motivar a su adquisición.

3. Informativa

Como su nombre lo indica, el objetivo es informar. Generalmente, este tipo de imágenes complementan un texto escrito como, por ejemplo, las notas periodísticas que integran una fotografía que contextualiza la información y ayuda a su comprensión.

4. Poética o estética

Se busca un sentido artístico a través de la imagen. La pintura o las imágenes usadas en el cine tienen la intención de que el espectador experimente sensaciones únicas por medio de su contemplación.

5. Fáctica

Busca llamar la atención. En este grupo, se encuentran aquellos logos que indican ciertas características de productos, por ejemplo, como que un determinado compuesto puede ser peligroso, evitando su consumo. En otras palabras, con esta función se busca que el espectador haga algo o deje de hacer.

Fundamentos de la comunicación visual

A la hora de hablar sobre los fundamentos de la comunicación visual, podemos establecer varios principios. Primeramente, y como cualquier otra forma de comunicación, precisa de un emisor, receptor, mensaje, canal y código.

En lo que a contenido respecta, existen elementos básicos como el punto, la línea, la dimensión, el contorno, la textura y los colores.

Finalmente, la comunicación visual tiene un objetivo: transmitir un mensaje, que sea comprendido por el receptor y obtener una respuesta -o reacción- por parte de este.

Al conjugar correctamente todos estos factores, es posible entregar un mensaje y que sea interpretado correctamente por el destinatario, consiguiendo el objetivo que se busca.

Aunque pueda parecer simple o evidente, esto es la base de nuestra sociedad y -a diario- nos vemos bombardeados por mensajes visuales que, sin darnos cuenta, tienen un efecto en cada uno de nosotros.

Como ves, la comunicación visual tiene un rol protagónico en nuestra sociedad, constituyendo una excelente opción en lo que a futuro laboral respecta. En ese sentido, elegir una universidad de gran trayectoria y prestigio es determinante para garantizar un aprendizaje efectivo y así convertirte en un gran profesional del área.

Deje un Comentario

ADMISIÓN 2021

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Image Lightbox