Consejos para enfrentar la PSU y el ingreso a la Universidad

Autor: Admisión UTEM|
La PSU es un momento de angustia y tensión para miles de estudiantes en todo el país, por ello es tan útil conocer ciertos procesos, que te ayudarán a mantener la calma y rendir la prueba con la mayor tranquilidad posible.

El próximo 26 y 27 de noviembre miles de estudiantes en todo el país deberán enfrentar un importante desafío, que definirá su paso a la universidad y junto con esto, el comienzo de una nueva etapa en la vida que puede generar ansiedad e inseguridad.

El momento de rendir la PSU para algunos puede significar un momento de mucho estrés y presión. Sin embargo, lo mejor es intentar mantener la calma y la confianza para que esto no afecte en el rendimiento y las decisiones que habrá que tomar.

El equipo de profesionales del Programa de Apoyo Estudiantil (PAE), a través de su Coordinadora Daniela Harris, entregan los siguientes consejos que ayudan a manejar la tensión en los días previos, durante y después de la prueba.

Un buen consejo para los días anteriores es evitar estudiar en exceso, pues puede ser más perjudicial que beneficioso. Es mejor darle prioridad al descanso y los tiempos de sueño, pues esto favorece la concentración y el proceso de aprendizaje. Además, dormir permite que la memoria pueda retener mayor información.

Tener una buena alimentación también ayuda a mantener la tranquilidad. Es bueno evitar el consumo excesivo de azúcar, alcohol, bebidas energéticas y cafeína, ya que puede afectar el rendimiento. Por el contrario, comer frutas, frutos secos, verduras, legumbres, cereales y pescados aporta nutrientes que favorecen la rapidez mental.

Para controlar los nervios y la ansiedad, es bueno aplicar técnicas de respiración que ayuden a mantener la calma. Para eso solo hace falta tomar asiento, cerrar los ojos y respirar profundamente un par de veces.

Aunque no sea un paso obligatorio, asistir al reconocimiento de salas también ayuda a llegar con más seguridad a la prueba, pues se puede calcular el tiempo que tomará desplazarse, además de conocer previamente el establecimiento y el lugar asignado.

De igual manera es bueno procurar tener todos los materiales que se necesitarán ese día a mano, como el carnet de identidad, la tarjeta de identificación, lápiz grafito, goma y sacapuntas.

En el momento de estar rindiendo la prueba, se puede llegar a sentir ansiedad y dudas con algunas preguntas. Para volver a mantener la concentración en esa situación, es bueno detenerse unos segundos y aplicar los ejercicios de respiración, para volver a la calma.

Leer con detención cada pregunta y partir por lo más conocido es una buena estrategia, si alguna pregunta es difícil es mejor pasarla y retomarla más adelante, para darle prioridad a los contenidos que se manejan. Una vez finalizada la prueba es bueno darse un momento de distracción y relajo.

Luego de esto viene el ingreso a la universidad y el comienzo de un gran desafío, momento que también puede generar ansiedad e inseguridad. Para esto es importante confiar en las capacidades y habilidades como recurso para vencer los miedos. Es bueno considerar que si se logró llegar hasta ahí es porque se tienen las aptitudes.

Mantenerse informado y despejar dudas sobre alguna situación que genera intranquilidad, ayudará a estar preparado para esta nueva etapa. De igual manera, con los desafíos que se presenten es bueno observarlos, reconocerlos y enfrentarlos de la mejor manera.

Si se presentan dificultades, buscar apoyo en la familia, amigos y gente cercana es primordial. Además, es importante también conocer los beneficios y ayudas que presta la UTEM para los estudiantes que están recién ingresando.

Quizás la entrada a la universidad puede contemplar pasar por etapas de alta exigencia. Sin embargo, es importante vivir estos momentos y no desesperarse ante las situaciones, ya que la adaptación será más rápida, si se asume con buena disposición.

Deje un Comentario

ADMISIÓN 2019

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Image Lightbox