Hábitos de estudio: el camino al éxito en la PSU

Autor: Admisión UTEM|
Preparar la PSU requiere tiempo y orden, elementos que permitirán a los estudiantes rendir la prueba con calma, teniendo la certeza de que sus hábitos son los que sustentan su desempeño.

La clave del éxito para rendir una buena PSU radica en la preparación y la integración de hábitos de estudios, que ayuden a facilitar el aprendizaje de los contenidos. Es por esto que Daniela Harris, psicóloga y Coordinadora del Programa de Apoyo Estudiantil (PAE), junto con su equipo de profesionales, entregan algunos prácticos consejos para conseguir las metas y rendir una buena prueba.

Lo primero que debes hacer es adaptar un lugar de estudio que permita la concentración. Lo ideal es que este espacio cuente con una buena iluminación y ventilación, donde tengas pocos distractores y se pueda sentir comodidad.

Según la psicóloga, la actitud ante el estudio es elemental y es en gran medida lo que determina el desempeño académico. Es por esto que es necesario tener una actitud positiva, especialmente con aquellas asignaturas que pueden generar mayor dificultad, pues no se debe estudiar pensando en el fracaso, sino en que se obtendrán buenos resultados.

Una buena forma de crear hábitos de estudio es fijar metas claras y realizables. Es bueno partir definiendo el objetivo mayor para saber los pasos que se deben seguir, como tener en mente la carrera que se quiere estudiar, saber las pruebas que se deben rendir y el puntaje que se debe alcanzar. Luego de esto determinar los contenidos que se deben estudiar, ordenándolos en metas diarias, semanales y mensuales, ya que se deben tener en cuenta las complejidades de cada materia y el tiempo que se debe destinar a cada una.

Para lograr cumplir con las metas establecidas, es necesario ser constante, esto permite estudiar con tranquilidad y resolver las dudas en el momento, además los contenidos repasados quedan internalizados.

Algo que debes considerar al momento de fijar los horarios de estudio, es identificar cuáles son los momentos de mayor productividad y dedicarlos a las asignaturas más complejas. Si sientes cansancio puedes intentar comenzar con algunas materias más sencillas, que te permitan avanzar rápido, continuar el ritmo de estudio y luego retomar los estudios difíciles.

Para que tu concentración esté al máximo, es importante saber que se debe estar bien físicamente, para eso hay que tener en consideración la realización de actividades físicas, que alivien la tensión y el estrés, y llevar una buena alimentación. En ese sentido, es esencial hidratarse correctamente y procurar alimentarse de manera equilibrada, consumiendo al menos tres comidas diarias que incluyan frutas, verduras, legumbres, frutos secos y cereales a las horas adecuadas.

Si eres de las personas que se distraen con facilidad, y les cuesta mantener la concentración por mucho tiempo en lo que se está haciendo, es posible que estés cayendo en el hábito de la procrastinación, lo cual es aplazar las cosas que no son urgentes. La coordinadora del PAE, la psicóloga Daniela Harris, detalla que esto se debe a diversos factores, como la falta de regulación personal, la ansiedad, el cansancio e incluso el temor a fracasar.

Hay formas de evitar lidiar con esta conducta y estas apuntan especialmente a aprender sobre el autocontrol y la autoregulación. Para eso resulta favorable tomar decisiones y establecer rutinas, realizar una lista de actividades diarias, ponerse metas pequeñas y darse algún premio cuando se alcancen. También es buena idea que tus estudios sean más lúdicos y que sepas administrar tu energía.

Lo más importante es mantener la calma y tener claro que la preparación para la PSU requiere de tiempo y dedicación, y por supuesto, confiar en las capacidades que cada uno tenga, para llegar al momento de la rendición con seguridad.

Etiquetas:

Deje un Comentario

ADMISIÓN 2019

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Image Lightbox